El gigante japonés Sony anunció el 3 de febrero que su proyección de ganancias netas para el año fiscal que finalizará el próximo mes de marzo en Japón ha aumentado a 1.09 billones de yenes (cerca de 10 mil millones de dólares), impulsada por la popularidad de la consola PlayStation 5 y el largometraje de animación Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen.

Esta nueva proyección significa que la ganancia neta de Sony romperá la marca de un billón de yenes por primera vez en toda su historia, superando su récord de 916.27 miles de millones de yenes en el año fiscal terminado en marzo de 2019. De hecho, el pronóstico anterior revelado por la compañía estimaba una ganancia neta de 800 mil millones de yenes, pero este nuevo aumento significaría una ganancia 86.4 por ciento mayor que el año inmediato anterior.

Sony también elevó su proyección de ganancias operativas a 940 mil millones de yenes, desde su proyección previa estimada en 700 mil millones. Esto marca un aumento del 11.2 por ciento respecto al año fiscal anterior. La pandemia ha afectado duramente a muchos sectores, pero la industria de los videojuegos se ha beneficiado, ya que la gente pasa más tiempo en su casa jugando. Sony se volvió más optimista y dedicó todos sus esfuerzos a las industrias de los videojuegos, música y anime.

La compañía lanzó la PlayStation 5 en noviembre de 2020, a tiempo para la temporada navideña y de compras de fin de año. A la fecha de han vendido unas 4.5 millones de consolas, lo que la pone en camino de alcanzar su objetivo de 7.6 millones de unidades en su primer año. «La demanda es muy fuerte», comentó el director financiero Hiroki Totoki en una rueda de prensa.

Totoki también mencionó que la compañía no ha podido mantenerse al día con la demanda más fuerte de la esperada de la consola de videojuegos. Impulsar la producción más allá de los 14.8 millones de unidades, su plan inicial para el segundo año de ventas, puede ser difícil porque es necesario adquirir más piezas en un momento en el que los semiconductores escasean a nivel mundo.

Otro impulso para Sony provino del largometraje de animación, Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen, distribuida por Sony a través de su subsidiaria Aniplex Inc., en colaboración con Toho Co. Cabe señalar que Sony está expandiendo su negocio de entretenimiento, con un acuerdo anunciado en diciembre para comprar el operador del servició de streaming de anime Crunchyroll de AT&T. «Vemos al anime como nuestra área de enfoque. El interés en el anime japonés está aumentando rápidamente, especialmente fuera de Japón. Por eso no gustaría ofrecer anime de alta calidad a los fanáticos de todo el mundo», mencionó Totoki.

Fuente: JIJI.COM

© JIJI PRESS LTD. All Rights Reserved

Nota del autor: La información original revela los datos en billones, sin embargo, debe entenderse que se está expresando esta definición de “billón” de forma anglosajona. Por definición, el “billón anglosajón” equivale a mil millones en el Sistema Internacional de Unidades.