Decir que la relación entre los fanáticos de la industria del manga y el anime con la piratería es complicada, es quedarse corto. En la era moderna conectada digitalmente, sería muy difícil encontrar a un fanático de la industria que jamás haya leído un capítulo de manga o visto un episodio de un anime publicado ilegalmente en línea.

Es probable que tenga algo que ver con que el pasatiempo esté abrumadoramente orientado a los jóvenes, y la afición de muchos adolescentes o jóvenes adultos supera con creces su capacidad económica. Para complicar aún más la situación, a diferencia de robar por medios físicos, la piratería de anime y manga no inflige un daño directo inmediato al propietario legítimo, y la contabilidad se vuelve aún más oscura cuando los entusiastas de la piratería se jactan de que sus acciones son publicidad gratuita y, por lo tanto, supuestamente aumentarán la demanda en el futuro.

Así, recientemente el mangaka Gino808, creador de los mangas Yukionna to Kani wo Kuu (Devouring a Snow Woman and Crab) y Doteibanashi (Virgin Story), publicó una actualización en Twitter con su opinión sobre el tema. «Quiero que la piratería de manga desaparezca. Incluso si se siguen publicando, entonces desearía que la gente no lo apoyara», escribió.

Un argumento común sobre los consumidores de manga de forma pirata es que es algo que el lector no iba a comprar de todos modos, por lo que no hay ningún daño. Pero Gino0808 también comentó al respecto. «Si no crees que quieres leer mi manga lo suficiente como para pagar por él, es una señal de que tanto yo como autor, y mi obra, no somos lo suficientemente buenos, y esa es tu opinión. Sin embargo, si crees que es lo suficientemente bueno como para leerlo de forma pirata, entonces no quiero que lo leas», escribió.

«No dibujamos manga como voluntarios. Es un producto con un valor monetario. A menudo escucho personas decir que la piratería del manga ayuda a difundirlo, pero eso es tatemae», explicó Gino0808 refiriéndose a la costumbra de decir una cosa mientras en realidad se piensa en otra.

No solo es el autor individual cuyo sustento puede verse afectado negativamente por la piratería, como señala Gino808 en otra parte de sus publicaciones. «¿Creen los piratas que el manga lo hace una persona con talento que simplemente tiene una idea en la cabeza y luego la plasma en papel sin ningún esfuerzo? El manga es resultado de que los creadores usan años de sus vidas y asumen el riesgo de entrar en números rojos para poder pagar a sus asistentes», escribió.

La mención de los asistentes de manga es particularmente sugerente. La lógica detrás de la justificación de que “la piratería aumenta el número de fanáticos del manga” es que el manga pirateado facilita que una nueva persona se interese en la obra, y una vez que la base de fanáticos eche raíces, comenzarán a apoyar a la industria comprando los volúmenes legítimos y mercadería. Para ser justos, es innegable que a veces las cosas sí suceden de esa forma. Sin embargo, también debería considerarse que los autores requieren la remuneración inmediata, y no estar esperando una remuneración en el futuro que ni siquiera existe la seguridad de que habrá. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Fuente: Otakomu