¡Advertencia! Esta reseña sobre Horimiya capítulo dos contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

©HERO・萩原ダイスケ/SQUARE ENIX・「ホリミヤ」製作委員会

Page 2. Llevas más de una cara

Horimiya capítulo dos da inicio con Hori y Miyamura de compras mientras hablan de como ella solo conoce anisongs. En casa de los Hori, su mamá se entusiasma con las pláticas sobre Miyamura y al darse cuenta que no conoce su primer nombre, Hori se impacienta. Al final el propio Miyamura le dice su primer nombre, el cual es Izumi. Las cosas siguen avanzando y Hori está muy ocupada ayudando al consejo estudiantil, pero un pequeño problema surge. Por error un documento se pierde y culpan a Hori de ello, pero Miyamura intercede por ella y aclara la confusión. Todo va bien pero una incertidumbre está cerca, y es por cuánto tiempo más durara la actual relación entre Hori y Miyamura. Ajeno a esa preocupación el chico prepara un obsequio de cumpleaños para Hori, y es algo que ella realmente quería, música actual.

La Hori que unos conocen

Empecemos esto hablando del atractivo principal no solo de este episodio sino de la serie en general, la brecha que existe en cada persona. La diferencia entre la imagen y el carácter real es algo que ya habíamos planteado en la reseña pasada, pero vale la pena retomarlo constantemente, sobretodo en esta historia. Ya que este será un tema constante, podemos tomarlos la libertad de dedicarle su tiempo y espacio a cada personaje, esta ocasión se lo dedicaremos a Hori. La razón es simple, la brecha en su persona es la menos oculta.

El que Hori posea la brecha menos difusa es quizá un producto de su yo real. Ciertamente ella es alguien con una cierta imagen, sin embargo no está especialmente preocupada por perpetuar dicha reputación. De hecho, para ella es algo invaluable que su “yo” real sea reconocido y aceptado. No parece muy obvio pero hasta ahora Hori ha intentado ser fiel a sus propios deseos. Ella posee un carácter un tanto agresivo y pese a su imagen pasiva, jamás se ha preocupado por ocultar ese lado salvaje de sí misma. Esto no quiere decir que no se preocupe, el hecho que aceptara cambiar su trato con Sengoku es prueba de que si lamenta sus acciones pasadas.

Pero en la misma línea podemos afirmar que no ha cambiado tanto, pues aún puede ser involuntariamente cruel. Sin embargo seguimos en lo mismo, son cosas propias de su carácter y no está intentado ocultarlo. El caso de Hori es uno de interpretación, no es que ella quiera ser popular solo ocurrió que todos se formaron esa imagen de ella. Ciertamente se trata de un asunto de reputación, es meramente la percepción de terceros. Y es por ello que Miyamura se ha vuelto alguien especial para ella, ya que es alguien que no se quedó en una impresión, sino que comenzó a conocerla por ser ella misma.

Voy a continuar repitiéndome, Hori no es una persona hipócrita, solo deja que las cosas fluyan, no siente la necesidad de corregir a nadie pues en la medida que se necesita ella nunca deja de ser ella misma. Lo vimos cuando se preocupó por conocer el nombre de Miyamura, llegando a los extremos de espiar el vestuario de chicos. Puede llegar a ser muy tontorrona y lo deja ver, y claro depende del resto como tomarlo. Más que ocultar su personalidad, lo que Hori oculta es su situación familiar. No es un problema realmente pero no hay porque anunciarlo a todo el mundo. Y esto es también parte de la personalidad de Kyoko, no es particularmente abierta a sus propios problemas. En este punto el único que podría saber esto es Miyamura.

El debut del consejo estudiantil

Pasemos al siguiente punto de interés, la llegada de nuevos personajes. Como en casi toda serie escolar, el consejo estudiantil es  un grupo que hará su aparición para dar problemas o solucionarlos, aquí fue para ocasionarlos. La primera impresión que pudimos llevarnos de ellos quizás no sea la mejor, casi parecieron un grupo de matones intimidando a Hori. El primer fallo en su introducción es que los vimos delegando el trabajo sobre Hori, aun cuando ella no es parte del consejo. Eso sin duda les resto bastantes puntos de simpatía, no es agradable el contexto tampoco, no es culpa de Hori que su tercer miembro sea tan poco competente. La antipatía solo aumento cuando Sengoku enfrento a Hori frente a varios alumnos por el documento perdido. Aun si realmente hubiese sido culpa de Hori, retar a alguien frente a tanta gente es bastante repelente.

Toda la situación fue completamente desesperante, no era culpa de Hori y aun así debía disculparse. Sinceramente la situación solo era humillante, y antes de hablar de la magnífica actuación de Miyamura, hay que decir que la imagen del pasado de Hori y Sengoku simplemente no alcanza para perdonarlo del todo. Puedo entender que Hori guarde cierto compromiso por el abuso al que sometió al presidente, sin embargo Sengoku lo llevo un poco lejos. Pero bueno, en realidad no puedo, y no quiero, hablar mal del consejo estudiantil ya que de hecho me agradan demasiado. Solo quería aclarar que su presentación fue realmente muy mala, les dieron un papel de malos pero los tres son unos panecitos horneados (es mi forma molesta de decir que son más buenos que el pan).

Ahora sí, tiempo del héroe del día que sin duda alguna fue Miyamura. Para nadie paso desapercibido que Hori puso mucho esfuerzo en el trabajo que se le asigno. De hecho parte del carácter de la chica es el ser esforzada con lo que se le encomienda, también es hermética, por lo que un error tonto como perder un documento no cuadra con ella. Pero ante un oponente como el presidente del consejo estudiantil no había mucho que los demás podrían hacer. Solo alguien tan poco reflexivo como Miyamura serie capaz de descargar su ira y aclarar la situación de paso. Lo admito, el cabezazo era innecesario pero muy justificado, alguien tenía que desquitar el coraje que nos causó a todos. Fue totalmente el héroe del día.

El tiempo contigo

El final del capítulo nos deja una nota medio alta al plantar una semilla de incertidumbre. Es verdad que ahora todo está bien y tanto Hori como Miyamura pueden pasar tardes enteras juntos, pero… ¿por cuánto tiempo será eso? Hay cosas que por mucho que nos encanten no duraran para siempre, ya lo vimos el episodio anterior, Miyamura es de la idea que en cuanto Hori consiga novio deberá dejar de frecuentar su casa. Lo mismo podría aplicar para él, si es él quien consigue pareja será Hori quien se aparte o bueno él mismo tendría que hacerlo. Es muy lindo decir que son amigos pero no hay garantías de nada en ese tipo de relación.

Bueno, no seamos negativos, pues pese a la incertidumbre podemos afirmar que el vínculo entre ambos continúa afianzándose. Miyamura es irreflexivo, no muy listo y un tanto denso, sin embargo es muy observador hacia Hori. Es por ello que pudo darle aquello que ella quería como regalo de cumpleaños, porque fue perceptivo a sus necesidades. La escena inicial de Hori lamentando estar fuera de onda respecto a la música actual no fue gratuita, fue una muestra de la atención que Miyamura le presta. Ambos son conscientes de los cambios que les esperan pero cada uno los ve distinto. Mientras ella encontró incertidumbre, él luce un poco vago respecto al futuro. Todo eso está bien, mientras su deseo de estar juntos prevalezca, lidiaran con lo que venga.

Comentario final

Horimiya capítulo dos ha sido un episodio lleno de emociones diversas. Pudimos experimentar diversión, vergüenza ajena, molestia, asombro e incluso algo similar a la nostalgia. Me gusta la dirección de este anime, sin embargo debo dar la razón en que se siente muy acelerado el ritmo de la narrativa. No es raro que un capítulo de anime abarque mucha historia, pero si el ritmo no es cuidado a detalle puede sentirse apresurado. El caso de este segundo capítulo es justamente ese, están pasando tantas cosas y todo sucede tan rápido que no nos permitan terminar de procesar una cosa cuando ya inicia algo más. No creo que sea la culpa de la duración de escenas, es quizás la forma en que transitamos de una a la otra, es donde algo no termina de dar el click por completo.

En fin, antes de cerrar con esto voy a desahogar mi corazón de fanática. ¡AQUÍ VOY A PONER UN SPOILER DEL MANGA! Pueden saltarse este párrafo si no quieren arruinarse esta parte de la historia. Advertidos están.

No esperaba que animaran en este capítulo el cumpleaños de Kyoko. Cuando Tooru le pide consejos a Miyamura para el regalo acaban yendo por un anillo y Miyamura termina usándolo porque se le atoro. Este es un detalle importante para calmar las preocupaciones de Souta sobre la estancia de Miyamura en su casa. Es la primera vez que se insinúa una relación a largo plazo para ellos, es decir matrimonio. Aunque Miyamura le aclara que no se va a casa con Kyoko, no ahora, él seguirá yendo a su casa a pasar tiempo con él. Además se da el nacimiento de los anillos de la amistad, nuevamente Tooru sin darse cuenta impulsa la relación de esos dos. Yo realmente quería ver esto animado, no sé si me darán el gusto después.

©HERO・萩原ダイスケ/SQUARE ENIX・「ホリミヤ」製作委員会

Hasta aquí la reseña, les dejo las preguntas de costumbre: ¿Qué les ha parecido este capítulo? ¿Al igual que Hori conocen anisongs aunque no sepan que música está de moda? ¿Cuál es su opinión sobre Hori y sus rarezas? ¿Qué impresión les dejo el debut del consejo estudiantil? ¿Debemos declarar a Miyamura como el besto husbando de la temporada a la de ya?