Dos veces al año, multitudes masivas se reúnen en el centro de convenciones Tokio’s Big Sight para la Comic Market (Comiket), la convención más grande de Japón para creadores de doujinshi. Los fanáticos de la industria del manga y el anime están tan ansiosos por ser los primeros en las largas filas de entrada y depositar fajos de dinero en efectivo en las nuevas obras de sus artistas favoritos, que su loca carrera desde las puertas de la estación hasta las puertas del Tokyo’s Big Sight se ha convertido en un evento en sí mismo.

Al menos, eso es lo que sucedía en los años normales. La pandemia de COVID-19 provocó que la Comiket de mayo de 2020 fuera completamente cancelada y que la iteración habitual de diciembre fuera pospuesta hasta mayo de 2021. Eso significa que no hubo flujo de efectivo otaku en las Comiket este año, pero tampoco hubo flujo sanguíneo.

Durante los últimos años, la Cruz Roja de Japón realiza una campaña de donación de sangre dentro de la Comiket, y la comunidad de fanáticos del manga y el anime ha sido muy generosas desde entonces. Incluso, la Cruz Roja generalmente endulza el trato al darles a los donantes ilustraciones impresas (generalmente exclusivas) y la respuesta ha sido tan positiva que alrededor de 1,500 fanáticos hacen una donación de al menos 400 mililitros de sangre (donación estándar) en cada Comiket, lo que ha llevado a que los organizadores prepararen unas treinta unidades móviles de donación de sangre para el evento.

Pero si no hay Comiket, entonces no existe ese gran flujo de donaciones, y eso es especialmente desafortunado, ya que en este momento las donaciones de sangre son especialmente necesarias en Japón. En un año normal, las unidades móviles de donación de sangre son vistas regularmente en Tokio, a menudo con letreros colocados que indican los tipos de sangre actualmente escasos en los bancos. Sin embargo, cuando la pandemia comenzó a cobrar impulso en la primavera de 2020, muchas personas comenzaron a trabajar y estudiar desde casa. Al mismo tiempo, la prevención de evitar las grandes multitudes llevó a la Cruz Roja a cancelar muchas de sus campañas de donación de sangre en Tokio y las prefecturas circundantes.

El resultado combinado es que entre abril y noviembre de 2020, la Cruz Roja cayó muy por debajo de su objetivo en donaciones de sangre para Tokio y las Prefecturas de Kanagawa, Saitama y Chiba, recaudando aproximadamente 45,700 donaciones de sangre menos de las que tenían esperadas, provocando que las reservas para transfusiones bajaran al 80 por ciento de sus niveles ideales.

Si bien no habrían compensado el déficit por sí mismos, los alrededor de 1,500 donantes de sangre de una Comiket habrían sido una contribución más que bienvenida. Sin embargo, todavía existe una oportunidad especial para que los otakus concienzudos ayuden en esta temporada de Año Nuevo.

Hasta el próximo 31 de enero, la Cruz Roja regalará a los donantes de 400 mililitros en sus centros de donación permanentemente establecidos, una ilustración impresa al azar protagonizadas por la YouTuber Virtual afiliada a Hololive Production, Amane Kanata, y la banda Argonavis del proyecto multimedia BanG Dream!.

Fuente: Cruz Roja de Japón

©Japanese Red Cross Society. All righrs reserved.