El Departamento de Policía de la Prefectura de Chiba reportó el arresto de un profesor de escuela intensiva (que también se desempeñaba como mago a tiempo parcial) después de que intentará fotografiar bajo la falda de una estudiante de preparatoria utilizando una cámara oculta en la parte baja de su escritorio, lo que dejó claro que sus trucos de magia en realidad no eran tan buenos.

El profesor de 41 años, Daisuke Noma, que trabajaba en una escuela de especialidad en la Ciudad de Funabashi, hizo uso de su smartphone para intentar sacar una fotografía de debajo de la falda de una estudiante de 16 años, y después de tres horas de intentos lo logró desde su escritorio, al estar sentado frente a la víctima. Este tipo de actividades ilícitas tienen un término especial en Japón, y son conocidas como “tousatsu (盗撮)”, mientras que a la cámara se le conoce como “tousatsu camera (盗撮カメラ)”. De hecho, también son una categoría en los sitios para adultos en Japón.

Haciendo caso omiso de su persistencia, el maestro admitió los cargos al ser detenido, explicando que había estado haciendo tousatsu desde el mes de noviembre, y se citó en el reporte que declaró: “Se me hizo fácil hacerlo dado que la chica vestía una minifalda“. La colegiala notó que el profesor actuaba de manera extraña y rápidamente acudió a la estación de policía en compañía de sus padres.

Finalmente, el pervertido fue arrestado bajo sospecha de violar la ordenanza del orden público de la Prefectura. El reporte también señaló (y de hecho fue el motivo que hizo viral la noticia), que el docente se desempeñaba como mago bajo el nombre de “Daisuke Hewga”, aunque le falló el acto final de desaparecer para evadir sus crímenes.

Fuente: Tokyo Reporter

© 2020 Tokyo Reporter Media.