La Fiscalía de Japón acusará al hombre de 42 años, Shinji Aoba, de asesinato y otros cargos por el ataque incendiario provocado en julio de 2019 en el primer edificio de los estudios Kyoto Animation, que mató a 36 personas e hirió a otras 33, mencionaron el jueves las fuentes de investigación.

Shinji Aoba, quien fue formalmente arrestado en mayo, ha sido determinado por expertos médicos como mentalmente competente, por lo que será considerado penalmente responsable por el ataque, uno de los peores casos de asesinatos en masa en Japón en los tiempos modernos.

Aoba había estado confinado para su evaluación por parte de los expertos médicos desde junio. Su arresto se produjo después de que las autoridades juzgaran que se había recuperado lo suficiente de las quemaduras potencialmente mortales que sufrió por el incidente el 18 de julio de 2019. Por otra parte, Kyoto Animation, que a menudo es abreviado como “KyoAni”, es reconocido internacionalmente por producir obras de animación populares como K-On! y Suzumiya Haruhi no Yuuutsu.

Después de su arresto, Aoba admitió haber prendido al fuego al estudio y mencionó: “Pensé que podía matar a muchas personas usando gasolina“, según la policía. Sin embargo, debido a sus registros médicos relacionados con enfermedades mentales, la Fiscalía y el Departamento de Policía de la Prefectura de Kioto habían estado investigando si Aoba realmente podía ser acusado plenamente de sus actos según la Ley.

Inmediatamente después de ser detenido por agentes de policía cerca del lugar, Aoba dijo que llevó a cabo el ataque porque la empresa “le robó una novela“, según la policía. Kyoto Animation ha realizado concursos públicos en los que acepta borradores de novelas y luego los convierte en exitosas obras de animación. Y aunque la policía confirmó que Aoba había enviado varias historias a la empresa, ninguna coincide con algún proyecto de animación producido o en producción por parte de la compañía.

Fuente: Kyodo News

© Kyodo News