La tumba de Cristo.

Cristo ha vivido hasta los 106 años de edad en Japón, en la prefectura de Aomori, y para quien lo dude, hay hasta una tumba.

Cristo pudo huir de la crucifixión y llegó a Japón, donde cambió el nombre por “Heraitarou Tenkuubou”, se casó con una lugareña y dejó 3 descendentes.

En el pueblo Herai donde está la tumba de Cristo, cada junio como de costumbre los del pueblo bailan “盆踊り bon odori” y el religioso realiza una ceremonia. 

Durante la ceremonia, canta “ナニャラドヤーラ、ナニャラドナサレーノ” que en japonés no significa nada, pero en hebreo significa “alaba tu nombre santo”.

El nombre del pueblo, Herai (ahora pueblo Shingou) se dice que viene de la palabra “Hebreo”.

A parte hay más curiosidades en este pueblo.

El escudo de familia de los descendentes de Cristo tiene similitud con la estrella de David.

La primera vez que un recién nacido va a salir al exterior, en la frente se le dibujaba una cruz.

Al padre llamaban “アヤ Aya” y a la madre “アバ aba”, y en hebreo se dice al padre “ada” y a la madre “gaga” 

¿Te ha picado la curiosidad?

Dejo aquí la ubicación por si quieres ir.