Evento 753 (七五三)

Cada año el día 15 de noviembre vemos a familias con los pequeños vestidos de kimono por el templo.

Se sabe que es para la celebración del evento de 753, donde los números corresponden a la edad de 7, 5 y 3 años.

Pero en realidad muchos no saben porque se celebra a esas edades.

Veamos los orígenes de esta celebración.

Kamioki no Gi (ceremonia de kamioki), en el período Heian, en las familias de los samurais, los niños (las niñas también) se rapaban la cabeza hasta los 3 años.

A partir de esta edad, se dejan de rapar la cabeza.

Hakamagi no Gi (ceremonia de hakamaga o chakko), también en el período Heian, los niños de 5 a 7 años realizaban una ceremonia donde empiezan a vestirse como los adultos.

Ya en el período Edo, generalizó como una ceremonia de cerebración de los 5 años. 

Obitoki no Gi (ceremonia de Obitoki), ya en la era Kamakura, hubo ceremonias para atar los obis como los adultos para los niños (también para las niñas) a la edad de 9 años.

Esta cerebración cambió en el período Edo, donde los niños la realiza a los 5 años y las niñas a los 7 años.

Estas ceremonias que eran para las familias de Samurais, con el tiempo se ha ido extendiendo a toda la población, convirtiéndose en algo popular como se conoce hoy en día.

En resumen, los niños cerebran a los 3 y 5 años, y las niñas 3 y 7 años.

El motivo de la cerebración de los eventos 753 es el agradecer que los niños hayan podido cumplir esas edades, y que sigan creciendo sanos.

En la época donde tiene como origen esta cerebración, era una época donde llegar al adulto era difícil.

A diferencia de la actualidad, por falta de medios (higiene, medicina, nutrición equilibrada, etc) los niños de entre 3 y 7 años eran los más vulnerables.

Es por ello que cumplir esas edades eran motivos de una cerebración.

¿Qué hacer el día del evento?

Por lo general, vestirse con el kimono y visitar un templo.

Una vez en el templo, desear la buena suerte, o incluso recibir una bendición por parte del templo.

Como fecha, esta fijado el día 15 de noviembre, pero si cayese durante la semana, es normal hacer la visita al templo los fines de semana anterior o posterior del día 15.